lunes, diciembre 04, 2006

DE CAMISAS, SOMBREROS Y DEMAS COMPLEMENTOS

Hoy ha tocado dia de compras en plan pretty woman. La diferencia es que no me he permitido ningun capricho personal, ya que se trataba de un par de camisas, con sus respectivas corbatas, para la liga de debate universitario. Lo del debate es una de esas cosas a las que me da por apuntarme previo cortocircuito en mi cabeza y a las que termino enganchandome. En teoria una vez que me ponga esa camisa con su corbata y su traje, tendre superpoderes y las chicas caeran rendidas a mi paso. Yo no termino de creermelo del todo, pero como hay que ir medianamente uniformados no me queda otra (para quien no lo sepa odio ponerme corbata).
Todo esto viene a cuento de que en la tienda (no dire nombres hasta que no vea pasta por la publicidad a gran escala que significaria) no habia nadie que supiera nada de la supuesta ropa que se habia encargado desde la universidad asi que no habemus camisa.
He aprovechado para comprar el regalillo pendiente que tenia para mi hermano (tambien estaba encargado desde hace tiempo pero hoy he reunido las fuerzas suficientes para ir hasta la tienda). El unico capricho que he estado a punto de pegarme ha sido un sombrero pero no he visto ninguno que me gustase asi que tambien tendra que esperar. Lo del sombrero ha sido otro de esos cortocircuitos espontaneos. Me he probado uno y me he dado cuenta de que puedo permitirme llevarlo (aqui tenemos la teoria de que no a todo el mundo le sienta bien el sombrero). Cuando me he visto en el espejo he visto a Clint Eastwood devolviendome la mirada (vaya ojitos de fumada llevaba Clint), asi que cuando vea uno que me guste es posible que se venga conmigo a casa.
Supongo que la venada ha sido porque como mi compañero de piso, al que llamare Luiso a partir de ahora, ya que no puedo desvelar su nombre por motivos de su trabajo (no es conveniente que le vean frecuentando ciertas paginas de degenerados), no estaba de acuerdo con la idea de tener un gato pululando por casa. Como gente con sombrero si que ha entrado en el piso deduzco que no le importara. A mi me quedara el consuelo de acariciar el sombrero y comprarle un plato de comida con su nombre.
Cambiando de tercio, a partir de hoy pondre en cada post la cancion que estoy escuchando mientras escribo (me ha dado por ahi). Por lo demas no hay ninguna otra novedad que me venga a la cabeza ahora mismo asi que otro dia que os quedais con las ganas de leer algo que merezca la pena.
Por mi parte nada mas, a ser buenos.

Escuchando: "Shopping for blood" de Franz Ferdinand

2 Comments:

Anonymous elluiso said...

Los sombreros me gustan, no se mean en mi ropa.

12:27 a. m.  
Blogger Alvalitros said...

supongo que me ahorro el dinero de la caja de arena con el sombrero....

12:31 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home